Seguir este blog
Administration Create my blog
13 marzo 2015 5 13 /03 /marzo /2015 07:39

Uno de los temas clásicos en filosofía es la existencia de La Nada. Lo pongo en mayúscula porque es el opuesto al Ser, también normalmente escrito -y con razón- de ese modo. Son de alguna manera inseparables y, en cierto modo están mutuamente implicados (conceptualmente). Pensar en uno remite al otro. Incluso, por ejemplo, en algunos casos se concibe al mal más que como una entidad positiva, como una ausencia (del bien, lógicamente). Pienso ahondando en ello que, la Nada, como tal no existe. No es más que un concepto relativo. La nada no tendría sentido si no se refiere a algo. En otras palabras: Cuando se dice, aquí no hay nada, casi como sugiriéndose un "vacío absoluto", esto como tal parece absurdo. No hay nada de "ésto" o "aquéllo" en lo cual el "discurseador" (aun a un nivel puramente mental y sin comunicarlo a otros), está pensando, sólo que no lo nota, más cuando lo dice a un nivel filosófico profundo, "entitativo" y "óntico" como está siendo tratado aquí. Siempre hay algo: ¿o es que existe algo así como una absoluta falta de átomos, pongámoslo en términos físicos, en "algún lugar"?. En definitiva, bien mirado, cuando se intelige bien la cuestión, se puede observar la dependencia del concepto de la nada a un (os) objeto (s) o fenómeno (s) cuya ausencia se advierte o pretende. Esto, por otra parte, deriva a la presencia absoluta (del Ser). Como el Ser, no puede lógicamente provenir del No Ser (de La Nada), es una verdad de razón, para decirlo en la fraseología de Leibnitz, que el Ser es Absoluto. La Nada, entonces tiene sentido siempre parcialmente, es decir, vinculado a algo: La Nada total, absoluta, con mayúscula no existe, es solemnemente imposible. Lo único que existe, volviendo al epígrafe es: La nada de la Nada.

Compartir este post

Published by el neon
Comenta este artículo
1 febrero 2015 7 01 /02 /febrero /2015 18:31

"Trabaja, trabaja -talando árboles, descuajándolos, despejando montes,

transplantando arroz, sin un momento para descansar.

Al mediodía, solo, cuando despejaba un cañaveral,

una bella cobra negra abrió su capucha frente a mí, demostrando su poder

 

Pensó que yo era su enemigo.

Es bella, como en las películas indias!

exclamé en voz baja con las rodillas temblorosas.

 

Oh, cobra!. Tu carne y tu sangre son de verdad

la carne y la sangre de Buda
Yo sólo soy tu prisionero de guerra, pero no soy tu alimento

 

Tú, cobra, eres libre,

y si tu carne es de verdad tu sangre,

defiéndeme de los espíritus de esta laguna

para llevarme a los tres refugios de Buda

 

La cobra me miró con amorosa bondad

y luego bajó la cabeza

se alejó hacia el sur alejándose en la laguna

y yo volví al trabajo de sobrevivir"

 

                                                  U Sam Oeur (¨Camboya, 1936)

Compartir este post

Published by el neon
Comenta este artículo
9 diciembre 2014 2 09 /12 /diciembre /2014 00:55

hoja1.jpg

 

Mi gata Susana, en casa

 

 

              La Biblia expone que Noé fue el introductor (el creador) del vino. Naturalmente, el no conocía los efectos de la nueva bebida, la fatal consecuencia, que originaría la burla de sus hijos. El líder bíblico, enojado, los maldijo. De acuerdo a la relación bíblica, fue el comienzo de las razas humanas, fuente de no breves problemas. La literatura contiene muchas referencias sobre el vino y otras bebidas blancas. Un verdadero y viejo manual de la bebida, puede encontrarse en Gargantúa y Pantagruel, por Rabelais. La relación entre el consumo de ellas y sus consecuencias, es prodigiosa. Subsecuentemente, transcribiré sólo algunas especificaciones. Al inicio del prólogo, el autor hace una dedicatoria a sus lectores, diciendo: "Muy ilustres bebedores...". Cuando refiere el nacimiento de Gargantúa: "...no exclamó como los otros niños: "'Migas, migas!', sino que gritó con fuerza: '¡A beber, a beber!', como invitando a todo el mundo".  Esto no es todo: "...se ensuciaba a todas horas, porque era sumamente flemático de nalgas, tanto por constitución natural como a causa de la accidental indisposición que le había sobrevenido por abusar demasiado del vino". Después, igualmente dice: "mi cerebro es un pote de vino". Un hombre de nacionalidad china que administraba una taberna a la que acudí en numerosas ocasiones en el pasado, sentenció con énfasis y evidente malicia: "Aquí no hay borrachos!". Ciertamente, esto remite a Las paradojas de Mr. Pound, por Chesterton. Obvio es decirlo, este estado en numerosas ocasiones predispone a la violencia. El también francés Charles Baudelaire como empatizando con el vino y discurseando en ese rol imaginario aduce: "El pecho de un hombre joven es la tumba alegre donde realizo con entusiasmo mi destino" (Paraísos artificiales, 1851).

La relación entre el crimen y el estado alcohólico es importante también. Recuérdese el film por Alfred Hichtcock (Rope, de 1948) cuando uno de los compañeros asesinos, sensibilizado bajo los efectos del whiskey, se pone muy nervioso, y esa circunstancia es el comienzo de una confesión. Para más, la historia esta inspirada en un hecho real, cuando los estudiantes Nathan Freudenthal jr. y Leopold y Richard A. Loeb, mataron al adolescente Bobby Franks en 1924, buscando el crimen perfecto. El cuento de Edgar Allan Poe, El gato  negro, es ilustrativo: "Una noche que volvía a casa completamente borracho, después de mis correrías por el centro de la ciudad, me pareció que el gato evitaba mi presencia. Lo agarré y, asustado por mi violencia, me mordió ligeramente en una mano. Al instante se apoderó de mi una furia demoníaca, saturada de ginebra, que estremeció cada fibra de mi ser. Saqué una navaja del chaleco, la abrí mientras tenía al gato sujeto por el pescuezo y deliberadamente le hice saltar un ojo de la órbita. Me avergüenzo, ardo de ira, tiemblo de indignación, mientras escribo tan lamentable atrocidad".

Cayetano Santos Godino, conocido bajo el "famosamente infame" sobrenombre de El Petiso Orejudo,  como diría Borges, un joven asesino argentino (comienzos de la XX centuria), fue un bebedor de "alcoholes fuertes", como dice la actuación policial con un giro idiomático fuera de moda.  Según su declaración, la ingesta de alcohol le generaba fuertes dolores de cabeza y activaba sus instintos asesinos.

Concerniendo a Jack el Destripador, pienso que el alcohol fue, quizá una de las razones importantes de la vulnerabilidad de las prostitutas asesinadas. Probablemente, todas ellas eran bebedoras. Hay varios testimonios en ese sentido. Mary Ann Nichols, la primera víctima canónica, fue descripta como alcohólica por su marido en la actuación labrada por el coroner. Para el más grande número de investigadores, Annie Chapman fue la segunda víctima de Jack el Destripador. Su amiga, Amelia Farmer, testificó que era bebedora.

De conformidad con los testimonios policiales de esos tiempos, Catherine "Kate" Eddowes había bebido mucho la fatídica noche (29 de septiembre de 1888), y por esa razón estuvo en la estación policial algunas horas. Dos agentes de la estación Bishopgate -la delegación más próxima- la encontraron absolutamente borracha y decidieron transportarla a prisión. Como no podía mantenerse en pie, los oficiales la dejaron en una celda. Allí se quedó dormida y se levantó a las 00:15. Alrededor de la 01:00, los policías abrieron la puerta y la dejaron salir. Ella dijo: "Adiós, gallinas viejas"! (un sobrenombre popular para aludir a los policías). Fue a Mitre Square, y allí se encontró con el siniestro Destripador cerca de las 01:45 horas. Previamente, en la misma noche, el mismo asesino (para varios investigadores) atacó a  Elizabeth "Liz" Stride, una prostituta sueca que vivía en Londres (aproximadamente a la 01:00 hs.). Acerca de esta mujer, es posible hacer la misma aseveración,de acuerdo a Colin Wilson y Robin Odell (Jack el Destripador, recapitulación y veredicto, 1era. reimpresión, Argentina, 1990).

 

Epílogo

 

¡Cuidado con el alcohol!

Compartir este post

Published by el neon
Comenta este artículo
23 septiembre 2014 2 23 /09 /septiembre /2014 03:03

Cuando escribí, en este mismo blog, un artículo bajo el epígrafe "Aaron Kosminki", mi propósito residió en desautorizar la odiosa condición de "certera" que se atribuyó, a mediados del 2006 a la identificación de este barbero judío polaco como Jack The Ripper. Muchos portales de Internet reprodujeron el sensacional hallzago de las notas marginales manuscritas por Donald Swanson en el libro que le concedió un superior suyo, Robert Anderson, en las que afirmó que las sospechas policiales se centraban en este individuo. Me pareció presuntuoso, anticientífico y además falaz, asegurar que esta persona había sido acreditada fuera de toda duda. Por ello produje el artículo referido, a cuyos argumentos remito en gracia a la brevedad. Ahora, nuevamente sale a relucir el nombre mencionado como candidato "más allá de toda duda" para ser identificado como Jack el Destripador. Un millonario británico, Russell Edward adquirió en subasta un chal que habría pertenecido a la que se considera  víctima canónica del asesino, la prostituta de nombre Catherine "Kate" Eddowes. Esta indumentaria fue intervenida por el biólogo Jari Loulhenainen, profesor asociado de la Universidad de Helsinski  en su laboratorio. Previamente, se habrían obtenido muestras de A.D.N. autorizadas por parientes contemporáneos de Kosminski y Eddowes. Se habló de una correspondencia más allá de toda controversia. De ser cierto este criterio, queda desacreditada automáticamente la elucubración de autores como Martin Fido que aducen una probable confusión de identidades por parte de la policía, que habrían equivocado el nombre de Aaron Kosminski con alguien de nombre parecido -Nathan Kaminsky- quien, podría ser- también- David Cohen, un peligroso criminal a quien se puso hipotéticamente ese nombre como quien dice, por ejemplo,  Juan Pérez (una generalización atribuible a los judíos en aquellos tiempos, un nombre prototípico).

Lo que debe quedar en claro firmemente, sin posibilidades de réplica, es el hecho de que, para aceptarse esta criterio, debe advertirse que debe garantizarse la mayor -la máxima- probidad; en dos sentidos:

1ero: técnico: cualquier falla o posibilidad de falla (una posible contaminación) invalida automáticamente la pertinencia de la conclusión "inobjetable". Muchos procesos criminales se ven afectados cuando el proceso técnico es falible. Un ejemplo (no digo que ésto sea aplicable a este caso específico) es que, de modo más o menos simultáneo, en un mismo laboratorio y período temporal se cotejen las muestras de A.D.N. de  fuentes distintas, existiendo posibilidades ciertas de contaminación.

2do.: publicidad: esto quiere decir que todas las etapas del procedimiento deben ser controladas por distintos técnicos independientes de probidad inobjetable; con un valor casi "escriturario": en su defecto, las conclusiones también pierden fuerza porque no ha existido garantías de la idoneidad del procedimiento, más allá de la relativa fiabilidad y crédito que pudiera tener, eventualmente cierto técnico, en este caso el finlandés interviniente.

Me limito a decir que debe ser categóricamente controlado y controlable el procedimiento, sin negar autoridad a la ciencia en cuanto a las posibilidades, desde un punto de vista estadístico, de dar por acreditado que cierta persona sea autora de un hecho. Por último debo decir que me parece extraño que se hayan encontrado antiguos restos de semen en el chal de Eddowes (naturalmente de Kosminski), dado que no es el sector de la indumentaria con mayores probabilidades de contener esa materia biológica. Además esto presupone algún tipo de actividad sexual previa por parte de este individuo, lo que desbarata la idea de que los ataques eran perpetrados en plena vía pública, incluso como sustitutos del acto sexual. De haber existido esta actividad sexual, de todos modos pudo haber sido consumada en la calle, aprovechando la oscuridad nocturna, pero pensando en la posiblidad de testigos y los tiempos para desarrollar sus actividades mutiladoras y considerando que hubo, precisamente, testigos que vieron a las víctimas algunos minutos antes de su aparición muertas, todo esto se vuelve problemático.

 

                                                                                                       Juan Bautista Pfeiffer

Compartir este post

Published by el neon
Comenta este artículo
23 julio 2014 3 23 /07 /julio /2014 05:49

Fortalece tu alma con estas máximas

 

Guíame, oh Zeus, y tú, oh Destino

por la ruta que me ordenas seguir:

estoy pronto a marchar. Si no quiero,

soy desdichado y lo mismo tengo que obedecer.

 

Pero a quien se rinde tan noblemente a la necesidad

lo tenemos por sabio y diestro en las cosas divinas

 

Y estas tercera también: Oh Critón, si place a los dioses, sea; Anytos y Meleto pueden matarme en verdad, mas no danarme.

Compartir este post

Published by el neon
Comenta este artículo
7 julio 2014 1 07 /07 /julio /2014 18:28

Los tiempos han cambiado

 

Capitán, perdón si este barco pudiera extraviarse

a la deriva en el océano una sola vez

Amarro para pasar? para finalizar? pagaré por todos mis pecados,

rogando por misericordia, cancelaré mis deudas

 

Los tiempos han cambiado y mi visión no fue tan fuerte

para la batalla, que fue muy larga para poder soportarla

No sentiré el dolor, pero mi alma se hunde rápido

y sé que ésta es mi última oportunidad

 

Dentro y fuera de un tumor, dentro y fuera de mi mente,

Las tormentas del mar me rodean

no logro quitar mi aburrimiento

Recé por usted capitán, pero usted no oyó mi llanto

 

Los tiempos han cambiado y mi visión no fue tan fuerte

para la batalla, que fue muy larga para poder soportarla

No sentiré el dolor pero mi alma se hunde rápido

y sé que es mi última oportunidad

para mí, para mi historia

Déjeme ir en paz

Quiero decir que pido disculpas ahora

Entonces, seguiré en mi ruta

Entonces, seguiré en mi ruta

Entonces, seguiré en mi ruta

 

Los tiempos han cambiado y mi visión no fue tan fuerte

para la batalla, que fue muy larga para poder soportarla

No sentiré el dolor, pero mi alma se hunde rápido

y sé que ésta es mi última oportunidad

 

Letra y música de Supertramp

 

Compartir este post

Published by el neon
Comenta este artículo
16 diciembre 2013 1 16 /12 /diciembre /2013 16:22

Puedes pedir cerveza o ginebra cuando tengas tu bolsa llena por tu paga de soldado.

Antes estás condenado a peleas de un penique.

Pero cuando venga a degollarte la sed lamerás la frescura del agua de la bota del aguador

Recuerdo, ahora, bajo el inclemente sol de la India,

donde solía gastar mi tiempo al servicio de su Majestad, la Reina

que de todos los hombres del regimiento el mejor era el moreno Gunga Din

El era Din! Din! Din!

Limpia el polvo del suelo, Gunga DIn!

Ay pillastre escaqueado, tráeme agua!

deja a Panee Lao, tu maloliente ídolo, Gunga Din!

El uniforme que llevaba no era nada desde hace mucho

Envuelto en un pedazo de tela por turbante

una bolsa de piel de cabra, con agua, era todo su equipo de campaña

Cuando la tropa se pone a comer a la sombra, durante el dìa, cuando brillan

los ojos bajo las cejas, gritamos "ràpido aquì, antes de que nuestras gargantas estèn secas"

Nosotros mismos tenìamos la culpa de que no pudiese servir a todos

¿Dònde te metiste, pillastre?

te voy a sacar el tuétano si no llenas ahora mismo mi casco, Gunga Din!

Llevaba el agua por largo que fuese el día, no pareció conocer nunca el miedo

Si nos herían o nos lesionábamos, puedes apostar que aguardaba a cincuenta pasos a tu flanco derecho

Con la trompeta atrás el podía aguardar nuestro ataque, nos acompañaba hasta que el tocaba el clarìn la retirada

Para todos era "sucio" pero era un blanco, un fácil blanco cuando acudìa con un herido junto al fuego

Era Din! Din! Din! y las balas levantaban motas de polvo sobre la hierba

Cuando se acabó la munición, podìas oir los gritos de las primeras filas:

No podré olvidar la noche que caí golpeado en lo que debía ser la hebilla de mi cinturón

Estaba atragantado, loco por la sed, y el hombre que me vio primero fue nuestro viejo y bueno Gunga Din.

Me levantó la cabeza y me taponó la herida, me dio una especie de agua verde que apestaba, pero de todas las

bebidas que jamás he tomado, es la que más he agradecido, la de Gunga Din.

Era Din! Din! Din!. Hay un miserable con una bala en el bazo, caído en tierra. Disparos alrededor. Para mí hay agua,

Gunga Din!

Me llevó donde estaba el campamento. Una bala me había taladrado limpiamente.

Me puso a seguro dentro, justo antes de la muerte.

Espero que le haya gustado la bebida, dijo Gunga Din,

Entonces me encontré en el lugar donde hay doble agujero y ninguna cantina

donde los carbones encendidos devoran pobres almas malditas...

Conseguir un trago en el infierno de Gunga Din!

Sí, Din! Din! Din!

Piel tiñosa de Gunga Din!
Aunque yo te haya pegado en la piel hasta desollarte

juro por Dios que eres mejor hombre que yo, Gunga Din! 

 

                                                                                     Rudyard Kipling

Compartir este post

Published by el neon
Comenta este artículo
13 diciembre 2013 5 13 /12 /diciembre /2013 21:00

La panaderìa hacìa gala de sentido de la caridad. Todas las noches parroquianos barriales y gente de los alrededores se daban citas a la puerta lateral del negocio y religiosamente esperaban que a la hora señalada se abriera la pequeña puerta y se derramaran las bolsas de pan sobrante entre los mendigos y, porqué no decirlo, los aprovechadores de siempre. Generalmente habìa una buena provisiòn de hogazas. Esto se ofrecía como modesto espectàculo a los ojos del barrio y era el paisaje acostumbrado a cierta hora. Nada habìa de extraordinario en ello y, por consiguiente, nada llamaba demasiado la atenciòn en el distrito. Un grupejo de gente necesitada y el ejercicio de caridad por parte del dueño o de los empleados y -por ende- la bendiciòn para el propietario. Es cierto que ese pan se hubiera tirado, de todos modos y, consiguientemente, no podìa alegarse tampoco que la bondad de los responsables fuera demasiada. Pero, por aquello del concepto de la libertad para administrar la propiedad y considerando que no todos adherìan al sentido social que cabe atribuirle, tenìa la actitud su valor, porque esos panes podìan haberse tirado al basurero. Una noche, el señor C, quien vivìa en el edificio frontero, examinaba como al descuido, plácidamente, el casi prosaico espectàculo desde su balcòn en el tercer piso y notò algo curioso. Llamaba su atencón el hecho de que el portero del edificio contigûo, desde hace unas noches, integrara el grupete de famèlicos, y llevara una buena cantidad de panes a su domicilio. Qué innecesario -y qué mezquino- el hombre que así actuaba arrogándose una libertad inaceptable dado su importante salario. Otra noche vio algo más alarmante; junto con un compañero, introducían enormes bolsas de panes, cada uno arrastrando la propia en el edificio donde el hombre se desempeñaba. Y una idea que resultó ser realidad iluminó en su conciencia. De esta manera relativamente discreta, el hombre que participaba en una banda de narcotraficantes le daba un destino a la fraudulenta mercadería.

Compartir este post

Published by el neon
Comenta este artículo
7 mayo 2013 2 07 /05 /mayo /2013 03:21

Sócrates enseñó que existía

la verdad y no era negociable

por los hombres.

Recusó a los sofistas que no

eran filósofos sino defensores

de causas.

Su destino fue la condena,

la ciucta

A mí me parece que este

pagano se aproximó a Dios.

 

Marco Tulio Cicerón,

el autor universal por excelencia,

que introdujo a tantos en

"la ciencia de todas las cosas

divinas y humanas

y las causas de las que proceden"

vivirá en los siglos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir este post

Published by el neon
Comenta este artículo
11 abril 2013 4 11 /04 /abril /2013 04:23

En la televisión la senora mostró a su pobre hijo discapacitado, víctima de un problema de nacimiento que le dificultaba notoriamente el equilibrio, más otros indicios como hiperexcitación nerviosa y deformaciones que dejaban en claro el origen cerebral de su enfermedad. Aparentemente, poco podía hacerse y en un país con cierta precariedad tecnológica para tamano desafío de salud, los pronósticos eran nada alentadores. Sin embargo, había una luz de esperanza emanada de un lejano país que había desarrollado terapias en base a las llamadas células madre, que sin ser absolutamente promisorios, albergaban la posibilidad estadistíca de que experimentarse ciertas mejoras sensibles. Esto hizo que en un momento los ojos se dirigieran a China que es el país que ofrecía el tratamiento de estos males, aunque debe decirse que las operaciones eran costosas, para no hablar del viaje que de por sí implicaba gastos no menores, lo mismo que el alojamiento en Oriente. Pero la gente se resiste a claudicar cuando la salud de los hijos está muy comprometida, y todos los esfuerzos son tolerados para intentar una mejoría de su situación. Y, con cierto ingenio, empezó a trazarse un plan que permitiera que esta familia de origen social humilde pudiera hacere en términos relativamente próximos de la suma exigida para el logro tan esperado. Es así que se organizaron espectáculos populares, la contribución de bandas de músicos, la convocatoria de distintos tipos de eventos populares con la venia del alcalde, destinados a que las expectativas generadas tomaran cuerpo y no se desvanecieran en el globo de las ilusiones. Pacientemente, la senora exhibía por el medio televisivo su historia patética y despertaba la solidaridad de sus vecinos.

También se habilitó una cuenta con el patrocinio del Banco Municipal donde sensibilizados vecinos dejaron sumas más o menos ingentes para que la cuenta fuera conformándose. Las esperanzas no estaban hechas anicos y, realmente, las campanas de fondo fueron adquiriendo color. Fue éste uno de los casos primigenios y, la noticia cundió y fueron otros padres, mártires en vida, quienes imitaron esta conducta y, entonces, en distintos pueblos y localidades del interior se habilitaron ferias con distintas atracciones destinadas a que la esperanza venida de Oriente se hiciera una realidad. No todos, naturalmente, lograban el objetivo, pero la esperanza general permanecía relativamente indemne. Alguien, como,  por acaso, había grabado fílmicamente aquella aparición del chico de unos tres anos, con serias deficiencias para su desarrollo en un video, junto con tantas otras imágenes televisivas. En su cómodo sofá había prendido el electrodoméstico, y acaba de revivir las imágenes de ese viejo video, que culminaba precisamente, con la desoladora historia. Pobre gente, pensó, ojalá hayan encontrado una solución para su drama. Acabada la cinta, con algo de cansancio, en vez de buscar otra como era su objetivo inicial, prefirió con su control remoto mirar el informativo. Una senora, otra más, mostraba televisivamente su desgracia, como sucedía con relativa frecuencia. Una criatura con danos cerebrales, sufría ataques, no podía articular palabras, emitiía aullidos que estremecían, narraba la perspectiva de un viaje a Oriente, clamaba por colaboraciones para obtener fondos....el chico era el mismo, que unos dos anos atrás, acompanaba las imágenes del comienzo de este relato.

Compartir este post

Published by el neon
Comenta este artículo

Presentación

Páginas

Enlaces